En nuestros proyectos educativos, apoyamos a las guarderías y escuelas cubanas con el fin de proporcionar a los niños y jóvenes mejores condiciones marco para sus procesos individuales de aprendizaje. Una educación buena y sostenible debería ser el derecho de todos los niños, porque es uno de los requisitos más importantes para un gran futuro.

Teatro, música y baile: La cultura cubana se caracteriza por su inconfundible viveza. No queremos privar a los niños y jóvenes de la alegría de estas actividades. Los proyectos culturales les permiten participar en la vida cultural y en las grandes actividades de Cuba.

Jardin-de-suenos-002_Homepage-1.jpg

Camaquito también lleva muchos años trabajando con gran éxito con el Ministerio de Salud de Cuba. El principal problema es la situación de las infraestructuras de los hospitales y residencias individuales. Hay que renovarlas. Por ello, Camaquito ha decidido invertir parte de sus donaciones también en el sector sanitario.

El deporte es un medio importante para el desarrollo sostenible de niños y jóvenes. Por lo tanto, las actividades deportivas son una parte importante de la estrategia del proyecto de Camaquito. Sin embargo, no solo se centra en el deporte, sino también en las actividades educativas y socioculturales, así como en la inclusión a través del fútbol.

"Hay que vivir la experiencia de Cuba. Los cubanos están llenos de emociones que nos inspiran entusiasmo y admiración. Tras mi primera estancia en Cuba, dije: "Cuba me ha elegido". Hoy me siento muy agradecido de poder ayudar, junto con otras personas, a los cubanos a mejorar sus condiciones de vida, aprendizaje y trabajo, y aportar así una pequeña contribución a las perspectivas de futuro de la nueva generación."

Mark Kuster, fundador de Camaquito

MANTÉNGASE INFORMADO - CON NUESTRO BOLETÍN DE NOTICIAS SOBRE NUESTROS PROYECTOS EN CUBA.​​